Page 6 - El Huerto sustentable
P. 6

E l  Huer to S u stent able



                                         En una cama Biointensiva el suelo está:

                                         •   Suelto a una profundidad de 60 cm, lo que da como resultado mucho espa-
                                            cio poroso para el aire, el agua y las raíces;

                                         •   Con humedad uniforme, porque el agua puede pasar fácilmente a través de
                                            él;
                                         •   Lleno de nutrientes y materia orgánica proporcionados por la composta;

                                         •   Sembrado con variedad de cultivos plantados muy cerca unos de otros para
                                            proveer “un acolchado viviente,” reflejando así la diversidad de la naturale-
            Surco, vista lateral            za.


                                         Debido  a  que  el  suelo  está  aflojado  profundamente,  las  raíces  de  las  plantas
                                         pueden penetrar hacia abajo en vez de extenderse hacia los lados en búsqueda de
                                         agua y nutrientes. Por esta razón, en una cama Biointensiva las plantas pueden
                                         sembrarse más cerca unas de otras, permitiendo que haya más plantas que en
                                         un huerto que haya utilizado otros métodos de preparación del suelo.  También
                                         el agua está más disponible para las plantas porque la mayor parte se retiene en
                                         un suelo suelto, profundo y enriquecido con composta.

                                         Volviendo a la naturaleza


           Cama Biointensiva,            La cama Biointensiva no es una invención moderna. Antes de que hubiese agri-
                vista lateral            cultores y horticultores, la naturaleza mantenía el suelo cubierto con una amplia
                                         gama de plantas adaptadas a su ambiente particular. Las plantas crecían mejor
                                         en donde el suelo era más rico, y nunca crecían en hileras o surcos.


                                         Algunos de los horticultores pioneros trataron de imitar a la naturaleza en su es-
                                         tado más productivo. Hace más de 4.000 años, los chinos comenzaron a utilizar
                                         camas elevadas biológicamente intensivas, “biointensivas”, para la producción
                                         de sus alimentos.  Los griegos, hace 2.000 años, se dieron cuenta que los cultivos
                                         crecían mejor en la tierra suelta de los derrumbes.
























                                                              2
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11